Las Principales Diferencias entre Crédito y Préstamo

Salvo que tengamos ciertos conocimientos financieros, es muy posible que hayamos confundido más de una vez los conceptos de crédito y préstamo.

Muchas veces utilizamos palabras que creemos que significan lo mismo y ocurre que están mal empleadas. Un ejemplo podría ser las palabras “hacer” y “crear”, las cuales utilizamos muchas veces como si fueran palabras sinónimas pero ni mucho menos lo son. Todo este embrollo puede llevar a crearnos alguna que otra confusión o pequeño lío en alguna reunión con los amigos, pero poco más. El problema es cuando confundimos palabras que son parecidas pero no significan lo mismo y tienen unas consecuencias graves para nosotros. Por eso, en QuéCrédito queremos aclarar las diferencias entre “crédito” y “préstamo”.

Estamos seguro que en casa o en el trabajo habréis escuchado a muchas personas mezclar ambos términos para referirse a la misma acción. Pues bien, esa persona está totalmente equivocada  y después de leerte este artículo podrás ser capaz de explicarle perfectamente en qué se ha equivocado.

¿Qué es un Préstamo?

Antes que nada, veamos qué es un préstamo. Se conoce como préstamo la operación financiera en la que una entidad entrega una cantidad fija de dinero a una persona, la cual tiene que devolver este dinero (más lo intereses) en una cuota prefijada anteriormente y de carácter regular.

¿Qué es un Crédito?

Mientras que un crédito es una cantidad virtual de dinero prestado con un límite fijado que la entidad pone al cliente. Es decir, que el cliente no puede disponer de todo el dinero de golpe. Esta es una diferencia importante para entender los conceptos.

Diferencias entre Crédito y Préstamo

Ahora que tenemos claro las definiciones de ambos conceptos, vamos a ver las diferencias principales entre crédito y préstamo:

  • Cantidad de Dinero: Los préstamos ofrecen una cantidad más alta de dinero, mientras que los créditos suelen ofrecer cantidades menores de 10.000 euros.
  • Usos Frecuentes: Normalmente, debido a la cantidad de dinero que se pide en cada uno de ellos, los préstamos se utilizan para gastos o inversiones grandes como es el caso de una vivienda o un coche, mientras que los créditos se utilizan para gastos más pequeños en determinados momentos en los que una persona o empresa necesita liquidez pero no sabe la cantidad exacta que va a necesitar.
  • Plazos de Devolución: En este punto encontramos una diferencia clara. Los préstamos suelen ser operaciones a medio y largo plazo, mientras que los créditos tienen plazos de devolución más a corto plazo.
  • Intereses: En este aspecto, los créditos te cobran un mayor porcentaje de intereses, ya que no te piden tantos requisitos para concederte el crédito. Mientas que en los préstamos, los tipos de interés son mucho más fijos y pequeños.
  • Aval: Por lo general los préstamos suelen ser personales, concediéndose a particulares por lo que suelen requerir avales o garantías personales.

En definitiva, estas son las grandes diferencias entre los préstamos y los créditos. Ahora ya estás preparado para soportar esas sobremesas discutiendo sobre economía. Esperamos que este artículo haya resuelto tus dudas y sirva para tomar futuras decisiones económicas.

Recent Posts

Leave a Comment